El mapuche Jones Huala logró que le dejen entrar cuchillos, vino y asado a la cárcel

El dirigente mapuche Facundo Jones Huala, preso en Esquel con pedido de extradición a Chile por un atentado incendiario, levantó la huelga de hambre que mantenía desde hace 24 días, luego de llegar a un acuerdo con las autoridades para celebrar el año nuevo mapuche en la cárcel. “Le hemos torcido el brazo con la lucha a una parte del poder”, celebró Jones Huala en un audio difundido el sábado, en el que anunció que suspendía la medida de fuerza y alentó a las comunidades mapuches a “seguir la lucha” contra las empresas de la zona.

Para la ceremonia de hoy, el jefe de la comunidad Resistencia Cushamen pretendía que se le autoricen el ingreso de 28 personas de noche a la cárcel, con varios elementos como cuchillos rituales, algo que fue rechazado por el Servicio Penitenciario Federal. El referente mapuche le había solicitado al juez federal Gustavo Villanueva desarrollar el ritual en compañía de esas 28 personas en el patio del penal, pero solo logró que se autorice el ingreso de 15 personas,  cuchillos, vino, asado, instrumentos musicales y vasijas.

Facundo Jones Huala había iniciado la huelga de hambre en rechazo al pedido de detención de su hermano Fausto y de Lautaro González, a lo que se sumó luego el reclamo para realizar dentro de la cárcel la ceremonia comunitaria.

Con el paso de los días, Jones Huala endureció la huelga y dejó de ingerir líquido.

  Un nene de tres años llevó 17 bolsitas de cocaína para vender en el jardín

Comentá esta noticia, ¿Qué opinás?


Escrito por Pablo Ceccarelli

Periodista. Secretario de Organización Nacional del Sindicato de Periodistas Digitales de la República Argentina. Presidente de la Asociación Civil de la Prensa Digital de la República Argentina. Docente y capacitador en Periodismo Digital y Nuevas Tecnologías - Periodista Acreditado en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación - Seguilo en Facebook, en Twitter o en Instagram