Enrique Cresto: drogas, menores, sobreprecios y aprietes a la prensa del intendente de Concordia

Si habría que ponerle un título a esta película sería El sospechoso de siempre. Entre escándalos y acusaciones pasa sus días mientras la ciudad tiene casi la mitad de sus habitantes sumidos en la pobreza.

En abril del 2015, la monja Martha Pelloni, la misma que en los años ’90 supo ser reconocida por su labor en la lucha por conocer la verdad en la muerte de María Soledad Morales en la Catamarca de los Saadi, denunció una red de tráfico de personas en Concordia, Entre Ríos.

La denuncia de Pelloni subraya el caso de una chica de 16 años que fue rescatada de las redes de esta mafia en la ciudad de Concordia, y que contó que en la misma “están implicados el hijo del gobernador, el senador Enrique Cresto, hoy intendente de la ciudad de Concordua y el jefe del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf)”.

Pelloni denunció que a Cresto y Urribarri hijo los había parado la Gendarmería y les encontraron cocaína en su vehículo. Asegura que los “hijos del poder” se comunicaron con el entonces gobernador Sergio Urribarri quien a su vez se comunicó con Sergio Berni, ministro de Cristina (en ese entonces) quien solucionó el inconveniente. Cresto tenía fueros por ser senador y por ello no fue incomunicado, este hecho le sirvió para usar su celular y llamar a Urribarri.

 

MENORES Y TRATA

“El senador provincial Enrique Cresto fueron implicados por la madre de una víctima de trata de personas en Concordia, por el que está preso y aguarda ser juzgado el locutor Gustavo Alfonso, quien presuntamente regenteaba un prostíbulo en la ciudad provincial”, dice un artículo de La Política Online fechado 21 de abril de 2015.

Lo cierto es que el locutor de radio, Gustavo Alfonzo fue el único condenado por ese caso aunque las madres y las menores le aseguraron a la hermana Pelloni que Cresto participaba de las fiestitas.

 

SOBREPRECIOS

Hace un par de días, Prensa Digital publicó un artículo con información del periodista de Concordia Jorge Valdéz en el que se puede inferir, a raíz de los facsímiles de un listado de compras del municipio, que estamos delante de una escandalosa fiesta de sobreprecios.

Reproducimos los escaneos para que cada lector saque sus propias conclusiones:

 

APRIETES A LA PRENSA

  LA HERENCIA RECIBIDA PARA UN BIEN COMÚN EN LA COMUNIDAD DE ESPINILLO

Cresto, al no poder disimular todas las falencias que tiene su gobierno y los problemas personales que lo aquejan con respecto a su vida personal y sus excesos, decidió callar a los medios de comunicación.

El primer ejemplo deplorable del intendente fue denunciar al periodista Valdéz y pedir una orden de restricción para que éste no se acerque ni a él ni a la Municipalidad de Concordia: una locura nunca vista en los anales de la censura. Ni Hitler se hubiera atrevido a tanto.

Como las noticias llegaron hasta Prensa Digital, el intendente decidió seguir con su costumbre de censurar y apretar a los medios arengando, a los comerciantes que aparecían en la noticia de sobreprecios, a que envíen carta documento a este medio.

Cresto no se conformó con hacer loby para que ello suceda sino que felicitó en su red social a quien lo hizo y de paso presionó a la Justicia para que “algún fiscal cite al responsable del medio”. Un verdadero atropello a la libertad de prensa y una intromisión de poderes inexplicablemente bochornosa.

 

CONCORDIA, LA SEGUNDA CIUDAD MÁS POBRE DE ARGENTINA

Como parece no tener vergüenza, Cresto habla de “manchar una gestión reconocida a nivel nacional por su transparencia y eficiencia”: parece vivir otra realidad.

Concordia tiene un 43,6% de pobres y esa tragedia la convierte en la segunda ciudad con más pobreza del país. FUENTE: INDEC – EPH – Pobreza e Indigencia (porcentaje sobre la población total).

Acá podemos ver en un gráfico, que publicó el diario Infobae, el triste ranking:

El INDEC subrayó que los mayores índices de pobreza se anotaron en los conglomerados urbanos de Santiago del Estero, con el 44%, seguido por Concordia (Entre Ríos) con el 43,6%; Gran San Juan (43,5%); Córdoba (40,5%) y Corrientes (39,5%).

El Gran Buenos Aires alcanzó un índice de pobreza del 34,6%, un 10% menos que Concordia.

La ciudad entrerriana está un 14% por arriba de la media nacional del índice de pobreza.

Sin embargo, el intendente Enrique Tomás Cresto -entre selfie y selfie- se convence (en su pobre y triste realidad) que su gestión es reconocida a nivel nacional: claro que sí, es reconocida por ser una de las peores que han tenido que sufrir los habitantes de Concordia.

 

 

Comentá esta noticia, ¿Qué opinás?