Mendoza: 8 de cada 10 bebés que ingresan a Casa Cuna tienen cocaína en sangre

De acuerdo a las estadísticas oficiales, 8 de cada 10 pequeños que ingresan a la entidad oficial presentaron esta condición al momento de los análisis en sangre realizados en las maternidades provinciales. En número concretos: 17 de 22 recién nacidos tenían rastros de la droga en sus cuerpos debido al consumo de sus progenitoras, una problemática que no se detiene.

“Son chicos que padecen síndrome de abstinencia, con convulsiones y llantos prolongados. Sus mamás están en situación de vulnerabilidad y no han realizado controles durante el embarazo”, indicó Marcela Fernández, actual legisladora provincial de Cambiemos y ex titular de la Subsecretaría de Desarrollo Social. En ese cargo, tuvo que enfrentarse con esa realidad, lo que generalmente desemboca en la desvinculación temporaria de las mamás de los pequeños por la situación extrema en la que se encontraban, quedando a disposición del Órgano Administrativo Local (OAL), de la Dirección de Infancia, Niñez y Adolescencia (Dinaf). También, esta situación provoca que los pequeños sufran algún tipo de discapacidad, sobre todo neuronal.

  Milagro en Salta: la cocaína secuestrada por Gendarmería se convirtió en yeso

Se trata de 506 menores que están albergados en alguno de los más de 30 hogares oficiales. Sólo en la Casa Cuna conviven unos 100 niños hasta los cinco años, con problemáticas de todo tipo, como abandono, violencia y abusos. De ese total, el 20% son recién nacidos, de los cuales la mayoría presentó indicios de consumo de cocaína por parte de sus mamás.

 

Fuente: La Nación

Comentá esta noticia, ¿Qué opinás?


Escrito por Pablo Ceccarelli

Periodista. Secretario de Organización Nacional del Sindicato de Periodistas Digitales de la República Argentina. Presidente de la Asociación Civil de la Prensa Digital de la República Argentina. Docente y capacitador en Periodismo Digital y Nuevas Tecnologías - Periodista Acreditado en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación - Seguilo en Facebook, en Twitter o en Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *